Declararán a Cabimas en emergencia hídrica

Representantes de la Comisión Técnica de Agua en Cabimas declararán al municipio en emergencia hídrica producto de la “fuerte” crisis del mineral que padecen los habitantes de las nueve parroquias de la localidad costeña.

Y es que desde hace mes y medio no reciben agua por tubería, por lo cual se abastecen por medio de botellones de agua potable a diario para cubrir necesidades básicas de higiene y consumo. Se espera un pronunciamiento por parte de los representantes de Hidrolago.

Luis Covis, miembro de la comisión técnica, informó que ayer en la tarde realizarán una asamblea de ciudadanos para discutir la decisión de declarar al municipio en emergencia por agua. «Primera vez en la historia de Cabimas que pasamos tanto tiempo sin agua, que vivimos esta crisis y no hay solución».

Se quejó que ni la Gobernación, Hidrolago y Alcaldía desarrollan un plan de contingencia para solventar el problema de la escasez del mineral a través de camiones cisterna. Denunció que ni en el llenadero de F-7 hay agua y el los choferes de los camiones están cargando del vital líquido en el sector La Plata, municipio Simón Bolívar, por lo que los costos son elevados.

Río revuelto

Una carga completa del mineral la venden entre 80 y 100 mil bolívares, cada pipa entre dos y tres mil, y no resulta accesible al presupuesto de las familias, quienes se las ingenian para comprarlo. Los precios de los  botellones de agua potable están elevados, ayer amanecieron con un costo de mil 200 bolívares.

Covis denunció además la proliferación de ventas de agua clandestinas donde incumplen con el control sanitario y ponen el riesgo la salud de los consumidores. Con preocupación exigió tomar acciones rápidas, señaló que las constantes tormentas en el embalse de Pueblo Viejo paralizaron los sistemas electromecánicos y no hay bombeo.

Las familias se ven en la obligación de almacenar agua de lluvia. Alcira Gómez, del sector Delicias Viejas, dijo que en vista de la falta de dinero y la escasez de agua por tuberías se ve en la necesidad de aprovechar el momento cuando llueve para abastecerse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.