Hoy se conmemoran 234 años del natalicio del prócer  zuliano, «Rafael Urdaneta»

Hoy se conmemoran 234 años del natalicio del prócer  zuliano, «Rafael Urdaneta»

NotiZulia / Herly Villalobos / Efemérides

Rafael José Remigio Urdaneta Farías, nación en La Cañada de Urdaneta, el 24 de octubre de 1788  y falleció en París, el 23 de agosto de 1845.  Fue un militar, prócer, estratega y político venezolano.

Urdaneta es considerado uno de los próceres de la Independencia de Venezuela, llamado el «más leal de todos los leales a Simón Bolívar».

Ejerció de facto la presidencia de la Gran Colombia  entre el 4 de septiembre de 1830 al 2 de mayo de 1831, asumiendo el poder en representación de Bolívar, tras la crisis que derivó en la disolución de la Gran Colombia en las actuales Colombia, Venezuela y Ecuador. Cercado por los partidarios de Joaquín Mosquera (a quien derribó Urdaneta), y tras la muerte de  Bolívar, Urdaneta se vio obligado a renunciar.

Entre su descendencia destacan importantes políticos y militares de Venezuela, y la rama de la familia colombiana que alcanzó la presidencia en 1951 con Roberto Urdaneta desciende de su primo, el militar uruguayo Francisco Urdaneta.

En la actualidad  Rafael Urdaneta es considerado un símbolo del estado de Zulia, donde tiene varios monumentos como homenaje, siendo el más destacado de todos,  el Puente Sobre el Lago de Maracaibo, que lleva su nombre.

Urdaneta quien nació en un hogar privilegiado de ascendencia española,  estudió sus primeras letras en su ciudad natal; luego ingresó al Seminario de Caracas donde cursó Latinidad. Regresó su ciudad originaria en 1799, donde estudió Filosofía en el convento franciscano. Con el fin de ampliar su formación intelectual, emigró a Bogotá en 1804, llamado por su tío Martín de Urdaneta y Troconis, quien desempeñaba el empleo de contador mayor del Tribunal de Cuentas de la Real Audiencia de Santafé de Bogotá.

Una vez en Bogotá,  estudió en el Colegio de San Bartolomé y fue nombrado oficial tercero del Tribunal, responsable por los pagos a las tropas del Virreinato de Nueva Granada. Allí también,  adquirió experiencia en la administración de personal militar. Por su desempeño recibió las felicitaciones de la Junta de la Real de Hacienda del Virreinato de Nueva Granada.

El 20 de julio de 1810, Urdaneta se incorporó al movimiento revolucionario que estalló en Bogotá y tres días más tarde, pasó a las filas del batallón de Voluntarios de la Guardia Nacional creado por la Junta Suprema de Santafé. El 1 de noviembre de 1810 fue creado el primer batallón de la Nueva Granada, en el que Urdaneta se incorporó con el grado de teniente.

Urdaneta participó en varias acciones durante la Campaña Admirable liderada por Simón Bolívar, destacándose bajo las órdenes del Coronel José Félix Ribas el 2 de julio de 1813 en la Batalla de Niquitao y siendo decisivo en el triunfo de la Batalla de Taguanes contra las fuerzas realistas del Coronel Julián Izquierdo.

El día 5 de septiembre de 1830 Urdaneta se proclamó dictador afirmando que lo hacía en nombre de Bolívar hasta que este regresara al cargo como gobernante, encargándose de la presidencia al derrocar a Joaquín Mosquera, convirtiéndose en dictador.

En el informe al Congreso de la Unión en Tunja, Bolívar describió a Urdaneta como «digno de recomendación y acreedor de todas las consideraciones del gobierno por el valor e inteligencia con que se distinguió en la acción».

Bolívar poco antes de su muerte, transmitió una carta íntima a Urdaneta desde la ciudad de Barranquilla en 1830 que popularizó la frase:

«El no habernos reconciliado con Santander nos ha perjudicado a todos». Muerto Bolívar, Urdaneta propuso se convocase al pueblo para decidir sobre el Gobierno. El 28 de abril de 1831 se celebró en Apulo «El Convenio de Juntas de Apulo»  con el vicepresidente Domingo Caycedo, bajo el cual Urdaneta cedería el mando hasta el 30 de abril de 1831.​

Allí mismo pidió Urdaneta pasaporte. Escaparía al asesinato milagrosamente y se trasladó a Santa Marta. También se le acredita la frase de valoración y de fidelidad a la causa Bolivariana cuando en una carta dice que: “si no entregan a Bolívar prendería en fuego a Colombia por los cuatro costados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.