Maduro: A Venezuela no la saca nadie del Mercosur

«A Venezuela no la saca nadie de Mercosur», así lo expresó, este sábado 5 de agosto, el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Maduro realizó las declaraciones durante una entrevista con la emisora argentina Radio Rebelde: «A Venezuela no la van a sacar del Mercosur. Jamás. Somos Mercosur de alma, corazón y vida. Algunas oligarquías golpistas como la de Brasil o unas miserables como la que gobierna Argentina podrán intentarlo mil veces, pero siempre estaremos ahí».

El mandatario venezolano manifestó que los presidentes Argentina, Mauricio Macri; y de Brasil, Michel Temer, quedarán marcados para la historia «por impulsar políticas en contra de sus pueblos».

También sostuvo que la llamada Triple Alianza (Brasil, Argentina y Paraguay) continúa atacando su Gobierno «a lo que suma una constante campaña mediática nacional e internacional», reseñó AVN.                  

Venezuela ingresó al Mercosur en agosto de 2012.  Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay junto a Venezuela figuran como miembros plenos de este mecanismo de integración.

Más temprano, señaló que el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, se «ha puesto al servicio de la agresión contra la Revolución Bolivariana, el gobierno legítimo de Venezuela y Venezuela como un todo».

«Eso es muy lamentable», indicó. Añadió que la cúpula de la Iglesia católica en el país ha estado aliada a los sectores que «detentaron el poder y los privilegios», «y destruyeron el país durante casi un siglo».

Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, fundadores del Mercosur, decidieron este sábado de forma unánime suspender a Venezuela por «ruptura del orden democrático», una decisión que el bloque adopta por segunda vez contra un país miembro desde su creación.

  «La suspensión de Venezuela fue aplicada en función de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro y es un llamado para el inmediato inicio de un proceso de transición política y restauración del orden democrático», dice el comunicado suscrito tras una reunión de los cancilleres de los cuatro países en Sao Paulo.

  «No se toman estas medidas con alegría, porque estamos constatando la ruptura institucional de un país (…) que también fue país de acogida de muchos latinoamericanos que huían de nuestras dictaduras» durante los años 70 y 80, dijo el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, en la rueda de prensa realizada al término de la reunión.

  «Un gobierno democrático no puede convivir, de brazos cruzados, con una dictadura a nuestro lado. Es mi posición y la de Brasil», escribió la víspera en Twitter su par brasileño, Aloysio Nunes, cuyo país ejerce la presidencia semestral el bloque.

  El punto de quiebre lo marcó la elección el domingo pasado de una Asamblea Nacional Constituyente promovida por el gobierno de Nicolás Maduro, fuertemente cuestionada por la comunidad internacional, y el encarcelamiento el martes de los dirigentes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, que cumplían prisión domiciliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.