Regionales están diseñadas para desmoralizar a la disidencia

La oposición no la tiene fácil en su reclamo para medirse en elecciones regionales. La primera estocada que recibió fue la suspensión del proceso, que constitucionalmente correspondía para el año pasado. Ahora, tras la aprobación por la Asamblea Nacional Constituyente de la reprogramación de los comicios a gobernadores para octubre, el Consejo Nacional Electoral, en pocas horas, ajustó el cronograma que había fijado en junio y corrió el paso de inscripción de candidatos del 30 de septiembre al 13 y 14 de agosto. Lo que impide a la Unidad organizar elecciones primarias para seleccionar a sus aspirantes a las 23 gobernaciones y los presiona a lograr por consenso las candidaturas unitarias en 48 horas.

Otra de las «estrategias obvias del chavismo» al adelantar las regionales es separarlas de las asambleas legislativas, según explicación de Eugenio Martínez, periodista experto en materia electoral. Alerta que las gobernaciones ganadas por la oposición «estarán sometidas a consejos legislativos electos en 2012, cuando el partido del Gobierno arrasó». 

Martínez recuerda que el Poder Electoral logró en menos de dos meses, la votación de 545 constituyentes, pero «no puede establecer comicios de 233 diputados a legislativos». 

La Unidad también enfrenta la eliminación de su tarjeta en los estados: Zulia, Apure, Monagas, Bolívar, Trujillo, Aragua y Carabobo; además de la probable obligatoriedad de que sus candidatos tengan una carta de buena conducta, avalada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

«Les cambian las reglas del juego todos los días. La MUD acata de manera adaptativa, pero no sé hasta dónde la elasticidad de la Unidad puede afectar las condiciones. El proceso no es transparente. Cuando pones obstáculos, ya no es fluido. El oficialismo diseña su propia oposición», dijo a La Verdad Gabriel Reyes, politólogo, quien agregó que «donde no hay condiciones no se puede ejercer el voto. Sin democracia no puede haber elecciones. Aquí lo ponen al revés. Hay elecciones para que haya democracia». 

A pesar de los obstáculos, los dirigentes opositores aseguran que no participar en las regionales sería regalar 23 gobernaciones al oficialismo.

«Maniobras»

La oposición hizo lo posible por adecuarse a los cambios repentinos de las reglas. La MUD acordó inscribir candidatos el pasado miércoles, sorteando obstáculos, como la indecisión de sus partidos sobre participar en las regionales.

Antes de que Diosdado Cabello, miembro de la ANC, anunciara la necesidad de una carta de buena conducta de los postulados, dirigentes opositores proyectaban «maniobras» de inhabilitación para sus candidatos. 

La MUD tiene sus ases bajo la manga: Otros aspirantes con los que puedan sustituirlos, «candidatos de repuesto», como los llama Aníbal Sánchez, analista electoral. 

«Hicimos la preinscripción de los candidatos entendiendo que no hay que dejar espacios para que el oficialismo vaya solo a elecciones, es decir, que se despachen y se den el vuelto», recalcó Émerson Blanchard, secretario de la MUD-Zulia. 

Inhabilitaciones

Otra estrategia del Gobierno, y que está avalada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es la aplicación de inhabilitaciones políticas a candidatos claves, como es el caso del gobernador de Miranda, Henrique Capriles y la diputada de la AN, Adriana D’ Elia. El tema de la Unidad tiene una contundente prueba. El consenso cobra fuerza. «Es difícil tomar decisiones, pero en política todo debe hacerse en un tiempo, a un costo, y el actor parte de hacer lo responsablemente correcto o lo humanamente esperado», destacó Aníbal Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.