Se han reportado 182 casos de hepatitis A en el Zulia en 2017

“Empecé a sentirme mal hace dos semanas, pensé que era una simple gripe porque los síntomas corporales de malestar general son muy parecidos, con mucha debilidad. Pero incluso, estaba trabajando con normalidad. Una semana después, estaba orinando muy oscuro y pensé que tenía una infección en la orina, pero la bioanalista me dijo que porque no me hacía un examen para ver cómo estaba funcionando el hígado y me lo hice por su sugerencia, y tenía los valores fuera de rango”, contó José Francisco Prieto, un zuliano ingeniero, de 26 años.

 

 

Los números que maneja la Secretaría de Salud regional indican que en 2017 se han registrado 182 casos de hepatitis A o viral en Zulia. Esta enfermedad el año pasado tenía acumulado para la misma fecha 156 pacientes.

 

 

El país cerró el 2016 con 14.473 casos de hepatitis, mientras que el Zulia finalizó con 2.908 pacientes. Esta es la sumatoria de todos los tipos (hepatitis A, B y C) que tiene la enfermedad, según el boletín epidemiológico 52 del Ministerio de Salud.

 

 

La cifra a nivel nacional en el 2015 fue de 19.526 personas con la enfermedad, indicó el mismo informe.

 

 

“Las entidades federales que acumulan mayor número de casos en el año 2016 son: Mérida (675), Zulia (424), Lara (392), Miranda (379), y el Distrito Capital (301). La tasa de morbilidad nacional es de 13,88 por cada 100.000 habitantes, que es superada por cinco entidades: Mérida, Vargas, Amazonas, Guárico y Falcón”, detalla el boletín.

 

 

“No sé si es que han aumentado los casos, pero por la urbanización conozco de dos personas, aparte de mi hija, de 16 años, que empezó con los síntomas hace tres semanas. Desde que supimos que tenía hepatitis la tengo aislada en su cuarto con todos los cuidados que indico el médico, como apartarle su juego de cubiertos, plato, vaso”, precisó Aura Perdomo, madre de paciente.

 

 

Detalla el informe epidemiológico: “Los grupos de edad más afectados corresponden a la población de 15 a 19 años (620), de 7 a 9 años (587), y de 12 a 14 años (491). El 55,82% de los casos son del sexo masculino (2.403) del total de casos acumulados, siendo el grupo más afectado el comprendido en edades de 25 a 44 años con 793 casos”. 

 

 

El secretario de Salud regional, Richard Hill, explicó que la salubridad en estos casos es fundamental. “La hepatitis A se transmite cuando una persona sana se alimenta o bebe algo contaminado por heces de una persona infectada por el virus. A los zulianos les gusta comer en la calle, y deben cuidarse de las condiciones bajo las cuales están siendo manipulados esos alimentos”.

 

 

Hill señaló que esta patología se encuentra vinculada a la falta de agua salubre, la mala higiene personal y un saneamiento deficiente. “El paciente debe tener los cuidados respectivos en su hogar, donde los demás integrantes de la familia deben cuidarse aún más, porque la tipo A es una enfermedad muy viral”.

 

 

En el país la población con mayor incidencia en este tipo de hepatitis son menores de 20 años, que representan el 64,48% de los casos registrados.

 

 

El gastroenterólogo y médico internista, Edgmar Parra, explicó que tras sufrir de una hepatitis se produce una inflamación en la cápsula hepática. “El hígado es un órgano noble del metabolismo humano, y tiene funciones muy importantes (…) Por su puesto, cuando el hígado sufre cambios en esa cápsula tenemos cambios significativos, como daños a nivel de la célula hepática, llamada hepatocito, dolor abdominal, y puede haber importantes alteraciones en la función de hígado: excreción, absorción  y secreción, que a su vez produce una elevación sustancial de todas las enzimas que en algunos casos pudiera llegar a ser crónico e irreversible”.

 

 

Además, de la hepatitis tipo A está la B y la hepatitis C, que provocan hepatopatía crónica, que no aparece en la hepatitis viral. Además, al contrario que los otros dos tipos, la hepatitis A no suele ser mortal. 

 

 

María Luzardo, hermana de una paciente diagnosticada con hepatitis A, contó: “Mi prima estaba embarazada y tenía hepatitis pero no sabía, porque creía que eran síntomas del embarazo. Pero al llegar al hospital y hacerle los exámenes se dieron cuenta que tenía la enfermedad, ya tenía 8 meses, y la hacerle la cesárea se complicó el bebé por la misma enfermedad, que suponemos se la transmitió vía umbilical y falleció unas horas después de nacer”.

NOTIZULIA/Panorama 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.