¡DESPIADADO! Buscan a latonero en su casa para acribillarlo en un monte

Compartía con su esposa y suegro frente a la residencia, en el sector Hato Verde, parroquia Francisco Eugenio Bustamante en Maracaibo. Un vehículo se estacionó delante de ellos, uno de los pasajeros llamó a Eleazar Antonio Morales Cuadros (21) y le hizo señas para que se montara. Ese fue el último momento que su familia lo vio con vida.

Frente a la morgue forense se encontraba la madre del muchacho. En sus manos sostenía los documentos para tramitar la entrega del cadáver y la cédula del menor de sus hijos. No tenía fuerzas para declarar y le pidió a su acompañante que lo hiciera por ella.

Unas siete horas después, a las 5.00 de la mañana del pasado domingo, uno de sus hermanos recibió una llamada. El interlocutor no se identificó. Se limitó a emitir su mensaje. Les explicó la ubicación del cadáver de Eleazar para que lo buscaran en una zona enmontada del sector Potrerito de La Cañada de Urdaneta, detalló un familiar.

El hermano incrédulo se movilizó hasta la zona y en la vía pública, boca arriba, encontró a Eleazar. Presentaba siete heridas de bala en su cuerpo. Para cuando llegó ya los policías custodiaban el cuerpo.

En la Policía científica se inclinan a la venganza como móvil. Activaron la investigación para conocer los detalles del homicidio e identificar a los responsables. Hasta ahora no hay sospechosos.

Los Morales defienden la reputación del latonero. «No tenía problemas con nadie, era el más tranquilo de la cuadra», comentó la progenitora. En ningún momento hizo referencia a quienes lo buscaron en su casa.

 

NOTIZULIA / La Verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.