Pasajeros de Red Air 203 narran el terror vivido en aterrizaje de emergencia en Miami.  

Pasajeros de Red Air 203 narran el terror vivido en aterrizaje de emergencia en Miami.  

Spread the love

NotiZulia / Herly Villalobos / Sucesos

La tarde de este martes el Aeropuerto de Miami fue el escenario de un accidente aéreo que afortunadamente, no dejo pérdidas humanas.

El vuelo 203 de la empresa Red Air que salió de Santo Domingo con destino a la ciudad de Miami, trasladaba 126 pasajeros en su mayoría de nacionalidades venezolanas y dominicanas pasaron el susto de su vida cuando los pilotos de la aeronave tuvieron que realizar un aterrizaje no programado o de emergencia debido a fallas en el tren de aterrizaje del avión.

El aparato se deslizó por la pista sin su tren de aterrizaje hasta que se detuvo, una columna negra de humo salía de la aerovane, mientras era socorrido por los equipos de emergencia en pista.  

El día miércoles Investigadores del Departamento de Seguridad Nacional en el Transporte (TSA), acudieron al aeropuerto de Miami para iniciar las investigaciones pertinentes del accidente.  

Con el pasar de las horas, las experiencias de sus pasajeros se hicieron sentir en los distintos medios de comunicación.

El avión se estremeció mucho, se rompieron las ventanillas y una de las alas se rompió. Dijeron los pasajeros al canal local 10, y a CBS4, asociado de noticias del Miami Herald.

“Pensé que iba a morir”, le dijo Paola García a los reporteros reunidos en el aeropuerto, y luego le dijo a WSVN que creyó que el avión iba a explotar.

“La gente estaba aterrorizada”, le dijo Mauricio Davis, de Weston, al Miami Herald, al recordar los gritos y el pánico de los pasajeros cuando vieron las llamas el martes por la noche. Davis regresaba de Venezuela y tomó el vuelo de conexión en Santo Domingo, República Dominicana.

“La gente se sujetaba de los asientos para evitar chocar unos con otros”, dijo Davis.

“Sentí mucho miedo”, le dijo a Univision 23 Violeta Torres, una abuela de 92 años. Torres dijo que se cayó cuando trató de escapar. Tenía una rodilla vendada.

“Lo que ocurrió es un verdadero milagro”, dijo en el aeropuerto la alcaldesa del Condado Miami-Dade Daniella Levine Cava. La alcaldesa destacó que los equipos de emergencia llegaron al avión en apenas un minuto y medio.

NZ / Nuevo Herald.