Se ahoga al presumir sus dotes de nadador a un amigo

Dos días después tardaron en encontrar el cadáver del universitario Ralwin Antonio Castillo Bravo, de 19 años, luego de que se lanzara en las aguas de un criadero de camarones, en la vía hacia Perijá. Le dijo, el pasado miércoles a las 11.00 de la noche, a su amigo que sabía nadar y se lanzó en la laguna. Pasaron minutos y su compañero solo escuchó un grito y no lo vio más.

Jéssica Sulbarán, hermana de la víctima, presume que un calambre pudo causar su muerte. Mientras los trabajadores explicaron a la Policía que se ahogó porque quedó atrapado entre el lodo. Descartaron que las turbinas tuvieran que ver en su muerte.

Los familiares contaron que Ralwin trabajaba en el criadero desde hace un mes trabajando y que reunía el dinero de su sueldo para estudiar Derecho y Educación Física. Lo describieron como tranquilo y recordaron que se graduó recientemente de bachiller. Era el menor de seis hermanos y vivía en Los Cortijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.